Lo que no se ve en la fotografía de Alejandro Cartagena

Critics Choice: Salvador Alanis escribe sobre el trabajo fotográfico de Alejandro Cartagena.

Alejandro Cartagena, from the Suburbia Mexicana Project: Urban Holes

Alejandro Cartagena, from the Suburbia Mexicana Project: Urban Holes

Lo que no se ve en la fotografía de Alejandro Cartagena
por Salvador Alanis

Una preocupación común en la expresión contemporánea es reflejar con un lenguaje directo lo que no se puede ver de forma inmediata. Ante la evidencia y obscenidad de los medios, al artista se le presenta la alternativa de jugar con los mismos valores de una articulación formal que pretende mostrarlo todo para referirse a lo que subyace en la imagen. Dentro de lo aparentemente cotidiano, el artista presenta un subtexto que trasciende la formalidad. Alejandro Cartagena (República Dominicana, 1977), juega con los valores formales de la fotografía documental para subvertir el discurso y señalar la discontinuidad en lo que vemos retratado. Para Cartagena, el llamado fotodocumento es una herramienta valiosa para la expresión personal, o como lo dijera el crítico de fotografía mexicano José Antonio Rodríguez, significa el trabajo de “la circunstancia externa como pulsión individual” (28).

En principio, Cartagena, quien reside en México, participa de la tradición fotográfica mexicana que toma el paisaje como objetivo principal para estructurar su discurso. Dicha tradición se ha actualizado a lo largo de las diferentes generaciones, integrando las preocupaciones correspondientes a la época. En el caso del trabajo de Cartagena, el punto de partida evidente es el reflejo de las diversas transformaciones del paisaje, las marcas que dejan los diferentes estadios de las ciudades, las cicatrices del crecimiento y actividad humanas. Por eso, en primera instancia la lectura del trabajo de Cartagena es sin lugar a dudas relacionado con la responsabilidad ambiental, el desgaste del entorno, la multiplicación casi absurda de la mancha urbana sobre terrenos naturales mancillados.

Cartagena muestra en sus series fotográficas sobre la Suburbia Mexicana diferentes manifestaciones del desarrollo de las grandes metrópolis, basándose en el crecimiento de Monterrey, la tercera ciudad más grande de México. Cartagena toma la inserción de la ciudad a partir de viviendas en serie en la periferia inhabitada; dibuja el paso de las vías rápidas sobre espacios parafuncionales; da fe de la desaparición de los ríos al abastecer de agua las ciudades. La serie que Cartagena expone en Circuit Gallery, Lost Rivers, sigue la premisa documental que denuncia el daño ecológico que la ciudad infringe a las redes fluviales; muestra de arroyos y ríos secos de una forma visualmente muy afortunada. Sin embargo, más allá de esta preocupación evidente acerca del fenómeno, el documento pone de manifiesto instancias adicionales que pueden escaparse si solamente nos atenemos a lo eminentemente anecdótico del trabajo. Las fotografías de Alejandro Cartagena se centran en el registro de la discontinuidad, a partir de poner en evidencia espacios perdidos o mecanismos de sobreposición. Lo que importa en el trabajo a la vez paisajístico y documental de Cartagena es lo que no está, el elemento faltante. La falta se da como un encuentro formal, pero también como expresiones de la violencia. La discontinuidad genera un subtexto hacia lo antifuncional, aquello de lo que solamente queda el rasgo y que al mismo tiempo nos hace ver lo que realmente está en el paisaje. El crecimiento de la ciudad pone en evidencia lo faltante, el espacio inhabitable, lo perdido.

En otra serie del artista, llamada Urban Holes, Cartagena registra lotes sin construcción, los cuales de una forma o de otra escapan al continuo de las calles. En Symbolic Layering, el artista muestra capas y huecos en pasos a desnivel. Es lo que que no está lo que importa; lo que vemos es simulación, artificialidad, forma delirante que olvida espacios significativamente más importantes. La eficacia visual del trabajo de Cartagena logra poner en el mismo plano lo que no está en la fotografía de una manera que si bien, desde una perspectiva documental podría apuntar a una cierta nostalgia, en un nivel más profundo no es la nostalgia lo que opera, sino la presencia manifiesta de lo que no se ve, con todo su poder y misterio.

Rodríguez, José Antonio. “Los procesos de la fotografía contemporánea mexicana”, Huesca Imagen. Huesca: Huesca Imagen, 2004. 12-29.

Salvador Alanis (Mexico, 1964), is a writer. He has developed his work in the literary arena, as well as in the electronic media. He has been awarded by the National Fund for the Arts in Mexico and has been an artist in residency at the Banff Centre for the Arts. Salvador Alanis won the Multimedia Prize at the Video and Electronic Arts Biennial of Mexico, Vidarte, in 1999. He collaborates with major newspapers and magazines in Mexico, Spain and Canada. His published works include: “Del Paralaje” (Ediciones del Equilibrista, 1997), “Reojo” (Libros del Dragón, 1998), “Tránsito” (Libros del Dragón, 1999), “Fronteras, Borders” (La mano izquierda press, 2005), “De cuerpo presente”(Artes de Mexico, 2007), and “Fragilidad de las Fronteras” (K Editores, 2009). His visual work has been shown in several art spaces in solo and group exhibitions. He lives in Toronto.


See more work by Alejandro Cartagena available through Circuit Gallery:

Suburbia Mexicana

Untitled Lost River #2, from the Suburbia Mexicana Project, 2008

Suburbia Mexicana

Untitled Lost River #6, from the Suburbia Mexicana Project, 2008

Bookmark and Share

2 Responses to “Lo que no se ve en la fotografía de Alejandro Cartagena”

  1. juanny Says:

    “Lost Rivers” truly transports me to the unknown places where this pictures were taken, I see the beauty of it but at the same time I hear its voice claiming for what isn’t there any more and the yearning of the lost. Cartagena’s art has a voice of its own.

  2. Sirkka Says:

    Nice pictures, so deep and powerful.

Leave a Reply